Archive for the ‘Retazos de Vida del Hombre Triste’ Category

RETAZOS DE VIDA DEL HOMBRE TRISTE

24/01/2011

Un sábado por la noche, se enfundó su mejor traje y se fue a cenar solo al mejor restaurante de la ciudad.

Al volver a su apartamento, lanzó las llaves hacia la mesa. Se agachó a recogerlas del suelo y las depositó sobre la mesa. Abrió la nevera, sacó la botella de vino, se aflojó la corbata y fue hacia el tocadiscos. Sin meditar demasiado su elección, colocó la aguja sobre el vinilo y entre el crujir asomó la voz de Barry White. Se dejó caer, pusilánime, en el sofá [I’ve heard people say that…] y se dispuso a abrir la botella con el sacacorchos que extrajo de detrás de un cojín [Too much of anything is not good for you, baby…]. El corcho cayó al interior, ahogándose en alcohol antes que su propietario [But I don’t know about that…]. Por el pasillo apareció el perro. Se acercó a tres metros de su dueño [There’s many times that we’ve loved…]. Miró al perro [We’ve shared love and made love…]. El perro le miró y se acercó a dos metros [It doesn’t seem to me like it’s enough…]. Miró al perro [There’s just not enough of it…]. Un metro [There’s just not enough…]. El perro le miró [Oh oh, babe…]. Miró al perro [My darling, I can’t get enough of your love, babe…]. El perro se lamió las pelotas y se fue por donde había venido.

FIN