Archive for 24 enero 2011

RETAZOS DE VIDA DEL HOMBRE TRISTE

24/01/2011

Un sábado por la noche, se enfundó su mejor traje y se fue a cenar solo al mejor restaurante de la ciudad.

Al volver a su apartamento, lanzó las llaves hacia la mesa. Se agachó a recogerlas del suelo y las depositó sobre la mesa. Abrió la nevera, sacó la botella de vino, se aflojó la corbata y fue hacia el tocadiscos. Sin meditar demasiado su elección, colocó la aguja sobre el vinilo y entre el crujir asomó la voz de Barry White. Se dejó caer, pusilánime, en el sofá [I’ve heard people say that…] y se dispuso a abrir la botella con el sacacorchos que extrajo de detrás de un cojín [Too much of anything is not good for you, baby…]. El corcho cayó al interior, ahogándose en alcohol antes que su propietario [But I don’t know about that…]. Por el pasillo apareció el perro. Se acercó a tres metros de su dueño [There’s many times that we’ve loved…]. Miró al perro [We’ve shared love and made love…]. El perro le miró y se acercó a dos metros [It doesn’t seem to me like it’s enough…]. Miró al perro [There’s just not enough of it…]. Un metro [There’s just not enough…]. El perro le miró [Oh oh, babe…]. Miró al perro [My darling, I can’t get enough of your love, babe…]. El perro se lamió las pelotas y se fue por donde había venido.

FIN

 

BASKERVILLE: LA PELÍCULA

18/01/2011

Mucho ha llovido desde la última actualización de este blog. Y muchas reposiciones de Médico de Familia se han sucedido, quizá demasiadas. Tantas que acabé por aborrecer la serie. Por suerte, en este largo parón he tenido tiempo para descubrir algo mucho mejor. Pero ese no es el tema del post de hoy.

Quiero enseñaros un documento único, esencial para entender la importancia de la Baskerville, esa tipografía (con serif, si no recuerdo mal) diseñada por John Baskerville en Birmingham, allá por el año… 1757. Más o menos, no estoy seguro ahora mismo. Se nos muestran aquí aspectos de la vida de este señor, así como el impacto que tuvo y sigue teniendo su tan magna creación. Sin más dilatación,

dentro vídeo.

 

PD: Gracias a Ale por hacerme llegar este maravilloso documental.